Consejos financieros para afrontar el coronavirus

Compartimos algunas recomendaciones para minimizar el impacto económico por el Covid-19 y seguir vendiendo.

Consejos financieros para afrontar el coronavirus

Estos son momentos en los que hay que adaptarse para seguir vendiendo en un nuevo contexto. Compartimos algunos consejos para seguir adelante y encontrar oportunidades aún en tiempos difíciles:

Hacé un diagnóstico financiero

Lo primero que tenés que hacer para ordenar los números de tu negocio es hacer un buen diagnóstico financiero. Tener claro cuánto dinero tenés, cuánto egresa y cuánto ingresa cada mes, cuáles son tus vencimientos, prevenir moras en facturas que debés cobrar, etc.

Conocer tus números reales e imaginar escenarios ante una eventual caída de ingresos te permitirá afrontar estos momentos con una mejor asignación de tiempo y recursos. De esa manera, también podrás tomar mejores decisiones para recuperar o generar dinero por otros canales, con otro tipo de productos, y tener un ingreso adicional en caso de que surja una necesidad no prevista.

Para hacer un buen diagnóstico de tus finanzas, hay muchas herramientas disponibles que podés encontrar en Internet. También, podés optar por una alternativa sencilla, como una planilla Excel de manejo de caja diaria o semanal con tus ingresos, egresos y dinero disponible. Una buena alternativa es usar los informes que Mercado Pago tiene disponible desde tu cuenta para hacer un análisis preciso de tu negocio.

 

Sé cuidadoso con tus gastos

Es importante manejar tu dinero con mucha prudencia, haciendo una constante evaluación de tus gastos y tus ingresos. El orden y la austeridad son dos grandes aliados para enfrentar cualquier crisis.

Lo ideal es analizar cuáles son tus gastos actuales y reducir aquellos que son innecesarios o que podrías suspender por el momento. De esta manera, te asegurás de cubrir lo que resulta vital para tu negocio, dejando momentáneamente de lado lo que puede ser secundario.

En paralelo a la reducción de gastos, te recomendamos hacer foco en cuidar tus ingresos. Analizá las tendencias, investigá qué está demandando el mercado, buscá oportunidades. Quizá puedas sumar un producto que jamás pensaste y encontrás una manera de atraer nuevos clientes sumando nuevos rubros. Si tenés un local, es un gran momento para explorar otros canales e impulsar las ventas online.

Diversificá tus medios de pago

Si podés seguir entregando los productos que vendés online o si ofrecés un servicio digital que puede seguir desarrollándose durante el período de aislamiento, una buena forma seguir cobrando es hacerlo a través de internet. Podés utilizar el link de pago de Mercado Pago que te permite cobrar a través de mails o chats.

En cambio, si tenés una tienda abierta al público, podés optar por cobrar con QR.

Conocé cómo vender en tiempos de coronavirus.

Cobrá antes tus ventas

Con Mercado Pago tenés la posibilidad de “adelantar tus ventas”. Consiste en transferir el dinero de tu cuenta a dinero disponible antes del plazo estipulado por la plataforma. Es un recurso financiero que podés aprovechar pagando una comisión. Una aclaración: es importante que sepas que no todos los vendedores tienen la posibilidad de hacerlo.

 

Vendé a futuro

En este contexto de menor actividad económica, es esencial encontrar nuevas maneras de mantener un cierto nivel de ingresos para que tu negocio pueda sostenerse. Una buena alternativa es ofrecer algún beneficio que invite a comprar a cambio de recibir el producto cuando la situación se normalice. Para eso podés hacer sorteos a través de tus redes sociales para llegar a más usuarios.

No olvides comunicar que, a pesar del contexto, seguís trabajando para brindar una buena experiencia de compra.

Es fundamental que no pierdas de vista tus posibilidades reales: tratá de hacerlo a conciencia, evaluando cuánto podrás afrontar para no prometer cosas que luego no podrás cumplir.

Adaptá tu forma de comunicar

Durante estos días, tu marca no puede desentenderse del contexto y hacer como si nada pasara, por eso es importante que adaptes tus comunicaciones para acompañar a tus clientes. Podés contarles los beneficios que tendrán en tu negocio cuando la situación se estabilice, y de esta manera, tus clientes sabrán que seguís trabajando para ofrecerles el mejor servicio.

Negociá con tus proveedores

Este punto es fundamental para mantenerse en pie durante este período. Comunicate con tus proveedores y negociá un pago que sea lo más conveniente para las dos partes: puede ser una prórroga de vencimientos o pago en cuotas.

 

Gestionar con cuidado tu riesgo de crédito comercial

En los casos de las empresas que abastecen a otras o que tienen una alta demanda de productos, analizá si aquellos que te compraron podrán afrontar el pago. Evaluando bien la situación financiera de tu cliente, podrás preveer si cobrarás en tiempo y forma lo que vendas. En este contexto es clave identificar a tiempo eventuales conflictos y evitar aquellas ventas que puedan generar un futuro problema.

 

Al navegar en este sitio aceptás las cookies que utilizamos para mejorar tu experiencia. Más información.

Entendido